Piletas filtrantes de aguas grises

Un aporte a la conservación del Parque Provincial Aconcagua

Piletas Filtrantes en Funcionamiento

Perfil de las Piletas Filtrantes APA!

Plaza de Mulas: numerosos campamentos con numerosas personas.

El desnivel tenue aunque constantemente descendente es fundamental para su funcionamiento

Residuos filtrados y capturados por una de las capas de la pileta filtrante

Las aguas grises no tocan el suelo de la morrena sino hasta después de ser tratadas

Materiales sencillos de montar y desmontar: plástico negro, caño de PVC, tela geotextil y tela media sombra

Justificación

El campamento Plaza de Mulas  -en el Parque Provincial Aconcagua- se ubica situado sobre parte del glaciar de escombros Horcones Superior, esta es la piedra basal donde se justifica el proyecto de tratamiento de aguas grises que la APA! llevó a cabo durante la temporada 2013-2014.

 Numerosos campamentos con numerosas personas vuelcan sobre la morrena que recubre el glaciar un volumen de aguas ensuciadas con detergentes, grasas y restos de comidas considerable, que se infiltran rápidamente entre el regolito morrénico y van a dar, se estima, con la masa glacial.

Mediante la construcción de filtros o barreras sencillas, confeccionadas con materiales accesibles (a menudo presentes ya en el lugar), se puede aminorar y hasta eliminar semejante impacto ambiental.

 

Métodos de tratamiento de aguas grises

Se entienden por aguas grises a las devenidas de la higiene personal, de la limpieza de utensilios de cocina, objetos hogareños y lavados de ropa. A causa del considerable volumen de agua utilizada en las antedichas actividades  humanas se han ensayado diversos métodos para tratarlas, y con ello intentar o bien recuperarlas para el consumo, o bien limpiarlas y evitar con ello el negativo impacto ambiental.

Se conocen en la actualidad métodos físicos, químicos y biológicos para tratar aguas grises, siendo habitual la combinación de dos o más métodos en pos de la eficacia.

En atención a las características del medio físico y ambiental del campamento Plaza de Mulas, y en atención a nuestras posibilidades, la APA! optó por un método físico de tratar sus aguas grises.

 

Piletas filtrantes de aguas grises, Plaza de Mulas, 2013-2014

Se trata de un conjunto de tres filtros –tres piletas filtrantes- conectadas entre si. Tenues piletas conformadas en el suelo pedregoso de la morrena, con una profundidad de entre 20 a 40cm cada una, de unos 2 metros cuadrados de diámetro,  alineadas entre si, conforme a un desnivel también tenue, aunque constante y descendente. Entre si las piletas filtrantes se vinculan por dos tramos de caño de PVC negro de 2 pulgadas ubicados en el nivel más bajo de las piletas y recubiertos por rocas morrénicas. Cada pileta tiene distintas capas de materiales filtrantes, a saber: tela media sombra, tela geotextil, rocas morrénicas y plástico negro. A continuación especificamos su disposición en cada caso y también su finalidad.

Primer pileta filtrante: Es la que recibe las aguas grises en primera instancia; a ella llega el desagüe de la pileta de cocina, el de la ducha y el agua jabonosa del lavado de ropa. De abajo hacia arriba las capas de materiales filtrantes son: plástico negro impermeabilizante (su cometido es que el agua gris no tome contacto con el suelo de la morrena); roca morrénica dispuesta entorno al caño de PVC que conecta la salida de la primer pileta con la entrada de la segunda (su cometido es dar estructura para el fluido de las aguas); tela geotextíl (su cometido es filtrante propiamente dicho, aunque también estructural); tela media sombra (su cometido es la retención de los restos de comida, de la espuma jabonosa y de las partículas mayores).

Segunda pileta filtrante: Es la que recibe el agua tratada por el primer filtro; en ella se repiten los procesos antedichos aunque con un agua disminuida en su carga de residuos. De abajo hacia arriba sus capas de materiales filtrantes son: plástico negro impermeabilizante (ídem cometido); roca morrénica dispuesta entorno al caño de PVC que conecta la salida de la segunda pileta con la entrada de la tercer pileta (ídem cometido); tela geotextíl (ídem cometido); tela media sombra (ídem cometido).

Tercer pileta filtrante: Es la que recibe el agua tratada por el primer y segundo filtro, y la que devuelve el agua tratada a la tierra; en ella se repiten los procesos antedichos aunque sin la barrera impermeabilizante del plástico negro de manera que el agua tratada se recicle y vuelva a la tierra. De abajo hacia arriba sus capas de materiales filtrantes son: tela geotextil (ídem cometido); tela media sombra (ídem cometido).   

 

Materiales y consideraciones prácticas.

Como se ve el material requerido así también como el montaje y desmontaje de las piletas filtrantes son sencillos, económicos  y de fácil acceso y transporte.

 La capa constituida por la tela media sombra es fácilmente removible cuando su estado de saturación lo amerita, y puesta a funcionar como lo que es: basura.

Los dos tramos de caño de PVC negro de 2”, que interconectan a las piletas filtrantes, se vinculan eficientemente al plástico negro impermeabilizante mediante abrazaderas hechas con alambre.

La elección del sitio de emplazamiento de las piletas filtrantes reviste muchísima importancia: de ello depende el éxito, puesto que se requiere de un desnivel suave aunque constante para el adecuado fluir de las aguas grises. Aún en el caso que no se cuente con un sitio naturalmente apropiado puede intentarse la nivelación adecuada mediante el trabajo con el azadón.

Ni el suelo morrénico, ni las rocas que se utilizan en la construcción de las piletas filtrantes  son ensuciadas por las aguas grises.

 

Desafíos por venir

Al proyecto original que la APA! planificó para su temporada 2013-2014 le quedaron dos instancias sin cumplir, a saber: el análisis de una muestra del agua recibida en la tercera pileta filtrante (a simple vista de sorprendente limpidez); y la combinación –también a nivel de la tercera pileta filtrante- de este método físico con el gel extraído de una Opuntia (Opuntia ficus), una cactácea muy presente en nuestra medio, ampliamente conocida por culturas tradicionalmente ligadas a la tierra en sus propiedades purificantes de las aguas ensuciadas, gel o gelatina de la que recientes estudios científicos han dado cuenta.

 

Qué se necesita.

Tela media sombra (6mts cuadrados); Tela geotextil (6mts cuadrados); Plástico negro (6mts cuadrados); Caño PVC negro de 2” (4 mts); Alambre, tenaza y azadón.

 

Darío Zangrandi

APA

 

Share This